24 | 08 | 2019

Rumbo a Gaza considera que el informe del Consejo de Derechos Humanos de las NNUU sobre los asesinatos israelíes en la Gran Marcha del Retorno debería elevarse a la Corte Internacional de Justicia para que sean juzgados.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas publica el Informe de la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre las Protestas en el Territorio Palestino Ocupado que será presentado para su debate, y en su caso adopción y ratificación el 18 de marzo en el 40º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Este informe recoge las conclusiones de la Comisión Independiente de Investigación de las Naciones Unidas encargada de investigar las violaciones cometidas en el territorio palestino ocupado durante el período comprendido entre el 30 de marzo y el 31 de diciembre de 2018 y Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que adopte y ratifique el informe cuando se debata el 18 de marzo en el 40º período de sesiones del Consejo Estos incidentes confirman que Israel sigue violando las normas del derecho internacional humanitario y las normas internacionales de derechos humanos.

Dicho informe investiga las manifestaciones celebradas en Gaza entre el 30 de marzo y el 31 de diciembre de 2018, la Gran Marcha del Retorno, la respuesta de las fuerzas de seguridad israelíes a las manifestaciones y los efectos en la población civil de Gaza.

La Comisión de las Naciones Unidas considera que había motivos razonables para creer que los soldados israelíes han violado el derecho internacional humanitario y las normas internacionales de derechos humanos durante las manifestaciones de la Gran Marcha del Retorno. Además, esas violaciones pueden constituir crímenes de guerra o crímenes de lesa humanidad, por lo que Israel debería investigarlas de inmediato.

En sus conclusiones el Informe destaca:

1. El pleno derecho de la población palestina a la libertad de expresión y de manifestación.

Israel no dio derecho a atacar a niños, niñas, mujeres, paramédicos, periodistas, discapacitados y minusválidos. 

2. Israel cometió lo que puede equivaler a crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad 

3. Las manifestaciones fueron totalmente pacíficas 

4. El comité pide a los altos comisionados que remitan el caso a la Corte Penal Internacional ya que considera que las investigaciones israelíes no son serias.

Por ello el Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR) acoge con satisfacción una vez más los resultados de la investigación internacional sobre la Gran Marcha del Retorno; y:

1- Pide al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que adopte y ratifique el informe cuando se debata el 18 de marzo en el 40º período de sesiones del Consejo.

2. Exhorta a los estados miembros del Consejo de Derechos Humanos a que adopten la decisión de renovar el mandato de la Comisión de Investigación, habida cuenta de la continuación del regreso de marzo y de las continuas violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario cometidas por las fuerzas israelíes durante el período posterior al período de trabajo del Comité.

3. Pide a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos que presente el informe a la Corte Penal Internacional.

4- Reitera su llamamiento al Fiscal de la CPI para que abra una investigación oficial de estos crímenes, y para que persiga y haga rendir cuentas a los implicados en la adopción de decisiones en el ejército israelí a nivel político y de seguridad y a quienes las ejecutaron.

El Centro también reitera su llamamiento a las Altas Partes Contratantes del Cuarto Convenio de Ginebra de 1949 para que cumplan las obligaciones que les incumben en virtud del artículo 1, a saber, respetar y hacer respetar el Convenio en todas las circunstancias y las obligaciones que les incumben en virtud del artículo 146 de enjuiciar a las personas que presuntamente hayan cometido violaciones graves del Cuarto Convenio de Ginebra.

La PCHR hace un llamamiento a Suiza, en su calidad de Estado depositario de la Convención, para que exija a las Altas Partes Contratantes que convoquen una reunión y garanticen el respeto de Israel a esta Convención, señalando que estas graves violaciones constituyen crímenes de guerra en virtud del artículo 147 de la misma Convención y del Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra relativo a la garantía del derecho de los civiles palestinos a la protección en los territorios ocupados.

Fuente:

Rumbo a Gaza

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.