Jueves, 21. Junio 2018

La comunicación con la Flotilla de Gaza se perdió hacia las 3pm hora local, tras informarse de que habían sido rodeados por barcos de guerra de las Fuerzas de Ocupación Israelí, a unas 9 millas naúticas de la costa de Gaza. Los organizadores sostienen que Israel es en todo momento responsable de la seguridad y bienestar de los pasajeros incluyendo a aquellos que ya sufrían de heridas y que iban en busca de un tratamiento médico en el extranjero.
Desde el 30 de marzo de 2018 cuando los palestinos de Gaza iniciaron la Gran Marcha del Retorno, la Oficina de Coordinación de  Asuntos Humanitarios de la ONU informó que las instalaciones médicas de Gaza, ya muy debilitadas por la falta de suministros médicos, electricidad y combustible, no eran suficientes para atender a la abrumadora cantidad de víctimas.

Recordamos a los gobiernos del mundo y a las organizaciones internacionales que este ataque de Israel a sólo 9 millas de la costa palestina de Gaza se encuentra dentro de las 20 millas naúticas que forman parte de la zona marítima palestina garantizada por acuerdos internacionales. Recordamos también que está dentro de las 12 millas naúticas que el Derecho Marítimo Internacional reconoce a todos los pueblos costeros.

A la vista del itinerario declarado por el Hurriya (Libertad) desde aguas territoriales palestinas y aguas internacionales hasta Chipre no ha lugar a justificación posible de carácter “militar” o de “seguridad” para este ataque israelí.  Como tampoco lo ha habido para la interceptación violenta de los barcos de la Flotilla de la Liberad durante los últimos 8 años ya que su curso nunca ha sido ni hacia Israel ni a través de sus aguas: no representaban una amenaza para nadie.
Al igual que los ataques armados diarios de Israel sobre los barcos pesqueros palestinos y las restricciones arbitrarias de sus zonas de pesca, el ataque de hoy es una clara violación del Derecho Internacional y de las obligaciones de Israel que es una fuerza de ocupación bajo la Convención de Ginebra 

Así como la Gran Marcha del Retorno es la afirmación de los palestinos de su libertad de movimiento sobre las comunidades de las que fueron depurados étnicamente en 1947 y 1948, hoy, la Flotilla de Gaza es la contundente afirmación de su libertad de movimiento dirigida hacia el mundo exterior y no hacia las tierras ya ocupadas ilegalmente por Israel.

Condenamos todas las violaciones de la libertad de movimiento incluyendo la “barrera marítima” que Israel ha informado recientemente que está construyendo.

El Art. 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos reconoce el derecho de toda persona a circular libremente por su propio país así como el derecho a salir y regresar del mismo.
Apoyamos a los palestinos, especialmente a aquellos de Gaza, hasta que logren el pleno reconocimiento y protección de sus  derechos, incluyendo la plena libertad de movimiento. 

Agradecemos el increíble trabajo de todos aquellos que nos han informado en vivo y en directo sobre el episodio de hoy incluyendo a periodistas de uno de nuestros asociados palestinos en Gaza, We Are Not Numbers, que nos han facilitado el vídeo y las declaraciones desde el puerto de Gaza y desde el mar. 

Sentimos el más profundo respeto por vuestras valientes informaciones y nos sentimos honrados de ayudar a mostrar al mundo voces palestinas como las vuestras.

Fuente:

Rumbo a Gaza

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.