15 | 11 | 2019

El Gobierno Bolivariano expresó, a través de un comunicado oficial, su rechazo a los ataques contra las instalaciones petroleras de la compañía saudí Aramco, ocurridos en el Reino de Arabia Saudita el pasado 14 de septiembre.

El documento lo dio a conocer el canciller de la República, Jorge Arreaza, mediante su cuenta, @jaarreaza, por la red social Twitter:

El propio hecho del asesinato de una persona en el consulado de un país y, en particular, el asesinato de Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, demuestra de nuevo la hipocresía de los imperialistas y sus gobiernos.

En las palabras se manifiesta una… condena internacional, “decepción”, llamamientos para arrojar luz sobre el asunto, solicitudes a los países europeos para que cese la venta de armas a Arabia Saudita, encuentros de ministros, amenazas de “castigos severos” contra Arabia Saudita y sanciones.

La eurodiputada de Izquierda Unida Ángela Vallina ha instado hoy en el Parlamento Europeo a Federica Mogherini a “ser valiente y deje el doble rasero” y “promueva de una vez el embargo europeo a la venta de armas” a Arabia Saudí.

Vallina intervino ante el Pleno de la Eurocámara e interpeló de forma contundente a la Alta Representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad en relación al asesinato del periodista Yamal Jashogui en el consulado saudí de Estambul por orden supuestamente de las máximas autoridades saudíes.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, considera que “debe prohibirse” la venta de armamento a la dictadura de Arabia Saudí, en el marco del simple cumplimiento de las propias leyes españolas en esta materia. Garzón apunta que exigir que se cumpla la ley en materia de defensa de los Derechos Humanos es “perfectamente compatible” con “no dejar tiradas a las familias que trabajan en estos astilleros”, en referencia a los trabajadores de Navantia.

El Partido Comunista de España denuncia la actuación criminal del gobierno de Arabia Saudí

El espeluznante asesinato de Jamal Khashoggi, perpetrado por miembros de los servicios secretos saudíes en su consulado en Estambul, cuyos tenebrosos pormenores siguen estremeciendo a la opinión pública internacional, porque llegaron a despedazar a Khashoggi, cuando, al parecer, todavía estaba vivo, ha puesto ante los ojos del mundo que el gobierno de Riad es capaz de ordenar los más sanguinarios y fríos asesinatos, y que sigue recurriendo a la tortura, incluso en sedes diplomáticas.

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.