Imprimir
Categoría: Venezuela

El vicepresidente sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, mostró este lunes nuevas pruebas sobre la trama de corrupción que involucra a dirigentes de la oposición venezolana, entre ellos el diputado Juan Guaidó y del partido Voluntad Popular, para financiar actos de desestabilización desde Colombia.

En declaraciones ofrecidas desde la Sala de Prensa “Simón Bolívar”, del Palacio de Miraflores, Rodríguez reiteró algunas de las denuncias realizadas el pasado 23 de marzo, entre ellas la apropiación de recursos y bienes que le pertenecen a los venezolanos, a fin de utilizarlos para intereses propios.

«Es de tal magnitud el gigantesco tramado de corrupción, es de tal nivel la putrefacción de los hechos directamente perpetrados por el señor Guaidó, y por la dirigencia de este grupo terrorista y corrupto de Voluntad Popular, que ya está empezando a aparecer, incluso en medios de comunicación de extrema derecha, algunas de las denuncias hechas».

El también Ministro del Poder Popular para la Comunicación y la Información mostró las capturas de pantalla de conversaciones sostenidas entre Juan Guaidó y Roberto Marrero, quien le facilitó el número de Rossana Cúcuta (Rossana Barrera), señalada de recibir recursos para financiar a sicarios de Guatemala y El Salvador que perpetrarían actos terroristas en el país.

«Marrero le dice a Rossana de Cúcuta que le mande los números de cuenta para hacer el deposito, que muchas veces ascendía entre 75 mil, 300 mil y 700 mil dólares diarios para la manutención de militares desertores», develó.

Para estos pagos, Marrero también se comunicó con Guaidó, diciéndole que pidiera a Iván Duque (presidente de Colombia) que le indique una Organización No Gubernamental para manejar los fondos, destinados a acciones terroristas que se realizaron y se siguen realizando contra la patria venezolana.

Detalló que la lista de militares desertores, de 354 militares registrados por el gobierno de Colombia, la engrosaron a 1.460, en donde incluyeron personas con antecedentes penales, ciudadanos en Perú e ilegales en Colombia, a quienes hacían pasar por militares.

«Es tan bárbaro que hasta un sicario contra la verdad y la dignidad, como lo es el señor Luis Almagro, solicita que se investigue al jefe de esta señora Rossana Barrera, es decir al señor Juan Guaidó».

También precisó que los responsables de coordinar los actos de terrorismo, sicariato y agresión en la frontera, así como organizar a los militares desertores eran Gaby Arellano y José Manuel Olivares, en un principio, sin embargo estos fueron sustituidos por Rossana Barrera y Kevin Rojas.

Rodríguez advirtió que el grupo de Voluntad Popular, partido dirigido por Leopoldo López, lo quiere es robar «y esa es la razón de la gigantesca situación de división y de resquemor que existe en este momentos entre Voluntad Popular, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo y Primero Justicia. No es que les moleste que Voluntad Popular robe, lo que les molesta es que están robando solo», dijo.

Los verdaderos intereses

Recalcó que los principales intereses de la derecha fascista y del diputado opositor Juan Guaidó es apoderarse de los recursos del país.

“Se apropian de los recursos del pueblo venezolano, crean ONG falsas y se pasan a cuentas personales el dinero para comprar las medicinas del pueblo y pagar las operaciones que necesitan niños venezolanos. Guaidó no tiene interés de hacerse el poder político en Venezuela, lo tienen los gringos o Leopoldo López, su interés es apropiarse del dinero de los venezolanos como lo hemos venido denunciando desde el pasado 23 de marzo”, dijo.

Acotó que 800 millones de dólares pertenecientes a la empresa Citgo, filial de la estatal petrolera venezolana Pdvsa, están siendo desplazados a cuentas de personas de confianza de Guaidó.

Igualmente, declaró que tras la supuesta entrega de ayuda humanitaria a migrantes venezolanos queda completamente claro que no había ninguna intención de llevarla a ningún lado. «Queda perfectamente claro que la intención real era violentar nuestra frontera, invadir y robar. Era una fachada para enmascarar un gigantesco tramado de corrupción y degradación ética y moral».

Sobre el caso del diputado Freddy Superlano y su asistente, ocurrido el pasado 23 de febrero en Cúcuta, Colombia, el Vicepresidente Sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo presentó las fotografías de las dos mujeres implicadas en la intoxicación del diputado y la muerte de su asistente, las mujeres son señaladas además del robo de 750 mil dólares.

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.