Jueves, 22. Febrero 2018
izquierda unidaLa delegación de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo rechaza categóricamente la resolución contra Venezuela aprobada el pasado 8 de febrero de 2018 en el pleno de Estrasburgo y condena que desde la Unión Europea se siga insistiendo en minar las vías pacíficas y el diálogo entre el gobierno venezolano y la oposición.

El Parlamento Europeo sigue apostando a la desestabilización, a través del bloqueo económico y el aislamiento político de Venezuela. La Unión Europea, en vergonzosa muestra de subalternidad, sigue las políticas injerencistas impuestas por Estados Unidos, y se equivoca nuevamente al intentar imponer sanciones unilaterales y coercitivas contra el pueblo venezolano, sanciones que se encuentran muy alejadas del Derecho Internacional y contrarias a la Carta de Naciones Unidas. Además, atentan contra las vías pacíficas y democráticas para la solución de la situación en el país latinoamericano.

Venezuela ha anunciado la realización de elecciones presidenciales el próximo 22 de abril, y ya la UE ha advertido que no reconocerá los resultados porque desconoce la autoridad de la Asamblea Nacional Constituyente, electa democráticamente por más de 8 millones de venezolanos. La resolución recientemente aprobada desconoce las decisiones de la ANC y del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, vulnerando la institucionalidad venezolana, solicita nuevas sanciones para funcionarios públicos civiles y militares, y para sus familiares, y solicita nuevas sanciones económicas contra la petrolera estatal “Petróleos de Venezuela SA” (PDVSA).

Resulta contradictorio que tras haber fracasado en la “Posición Común” y el bloqueo contra Cuba, ahora Europa esté normalizando las relaciones con La Habana pero pretenda seguir incrementando las acciones contra la soberanía y autodeterminación de Venezuela. La apuesta de la UE debería ser el encuentro, el diálogo y la paz, en lugar de estar constantemente atacando a un Gobierno que ha sido elegido por la mayoría del pueblo venezolano. Lamentablemente, están cometiendo con Venezuela el mismo error que cometieron antes con Cuba, y que finalmente la historia demostró que era el camino equivocado.

El gobierno venezolano y sectores de la oposición están en proceso de buscar soluciones a través de la negociación. Se han realizado encuentros durante cinco meses y se instaló una mesa de diálogo en República Dominicana en diciembre de 2017. La UE debería respetar la soberanía del pueblo venezolano y de un gobierno democrático, y estar acompañando el diálogo, pero al contrario, desconoce por completo estos esfuerzos, y los perjudica.

Las/os diputadas/os de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo reiteran su solidaridad al pueblo venezolano y les expresan su respeto por seguir firmes en su lucha contra la injerencia externa, construyendo su propio proceso político de forma libre, independiente y soberana. Así mismo, instan a la Unión Europea, y en especial a España, a retomar el camino de la diplomacia, a rectificar este error histórico, y a abstenerse de seguir ejerciendo acciones hostiles contra de la independencia política y la integridad territorial de Venezuela.

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela

Real time web analytics, Heat map tracking
Ähnliche Beiträge

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.