Statistics

Today: 5683

Yesterday: 25170

Since 01/06/2005: 66755880

La pandemia del nuevo coronavirus ha trastocado el sistema y modelo imperante en el mundo y cada uno de los países en la medida que pone en el centro del debate la vida del ser humano, una disyuntiva entre la vida y la muerte, por ende el rol de la salud, la educción y la seguridad social en tiempos de crisis o de la pandemia del COVID-19. Las respuestas de los gobiernos no se han dejado esperar con medidas drásticas como el confinamiento o distanciamiento social incluido los estados de excepción o emergencia para contrarrestar o mitigar la expansión de la epidemia en mención.

Como toda crisis tiene dos dimensiones la dificultad y la oportunidad, la primera constatación que surge es la fragilidad de los sistemas de salud, educación y seguridad social en países como el nuestro de hegemonía neoliberal, como consecuencia del abandono de parte del Estado por más de tres décadas a la Salud, la Educación y Seguridad Social públicas gratuitas, de calidad para todos. Ha desnudado la inviabilidad e insostenibilidad de la salud, la educación y seguridad social como mercancía, sujeto a leyes del libre mercado de la oferta y la demanda. Los mercaderes de la educación, la salud y la seguridad social están a la defensiva sujetos a las decisiones del gobierno y el Estado, ven el peligro de sus fines lucrativos, la rentabilidad de sus ingresos, la competencia desleal, lo más preocupante la incertidumbre en que se encuentran porque en adelante la agenda del fortalecimiento de la educación, la salud y la seguridad social públicas, gratuitas y de calidad para todos, no sólo es una necesidad sino un imperativo. La solidaridad para el sector empresarial que ha acumulado ingentes recursos económicos a costa de los trabajadores y las privatizaciones es inexistente en tiempos de coronavirus y post coronavirus. La mejor demostración es la respuesta de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) que esgrimen diversos argumentos para desvirtuar la devolución parcial de los fondos de Compensación por Tiempo de Servicios (CTS) propuesto por el gobierno y el silencio cómplice de los grandes consorcios educativos privados.

La centralidad de la persona como fin supremo de la sociedad, el valor de la vida, la relación armoniosa del hombre con la naturaleza, preservar el ambiente, la realización como ser humana, el desarrollo o superación profesional, técnica, laboral, el trabajo digno, el acceso a los servicios sociales de calidad, la cultura y la belleza son consustanciales a todos los seres humanos. Tres décadas de neoliberalismo en el Perú ha significado la negación de los derechos fundamentales de la persona, corroborando la sentencia del Papa Juan Pablo II de entonces, que el neoliberalismo era expresión del capitalismo salvaje.

En ese sentido, las reformas políticas a plantearse de fondo, las decisiones políticas, los recursos financieros y la voluntad política tiene que ir orientado a la construcción de nuevos hospitales y Centros de Salud, la reconstrucción, la ampliación y de mejoramiento de su infraestructura, el acceso a servicios sanitarios básicos, su respectivo equipamiento para cubrir las brechas en este aspecto; acceso a las nuevas tecnologías, la dotación del personal idóneo con Médicos, Enfermeras, Técnicos y trabajadores administrativos y de servicios con remuneraciones dignas, actualización permanente, su formación en servicio y comprometidos con la salud pública y el desarrollo del país. Servicios públicos de salud, de calidad para todos, en el marco de la concepción de la salud como derecho humano y no como mercancía.

En el terreno de la educación, hay muchos aspectos que evidencian la vigencia de propuestas de cambio social:

La educación como derecho humano, como factor clave y vehículo del desarrollo económico, político, social y cultural de un país, la mejor demostración de países de la órbita capitalista y socialista, de post guerras mundiales que han salido a flote es debido a políticas de Estado orientadas a priorizar la educación, por invertir en educación, por revalorar y dignificar a los educadores y los trabajadores en el sector educación, por vincular a la educación con el proyecto desarrollo de sus respectivos países a mediano y largo plazo, con políticas de Estado que trascienden a los gobiernos de turno, además de invertir en la investigación en el campo científico y tecnológico. El neoliberalismo en educación no sólo ha mercantilizado sino que ha promovido el individualismo, la alienación y enajenación en la juventud, la competencia desleal, el arribismo, el pragmatismo utilitario, dejando de lado la conciencia con los grandes valores e ideales de bienestar, soberanía, justicia social, democracia, solidaridad, moralización, seguridad ciudadana, descentralización e identidad nacional.

La educación para cubrir el enorme déficit de infraestructura y equipamiento con relación a las brechas existentes en la actualidad, requiere invertir en lo que respecta a la construcción, reconstrucción, ampliación, mejoramiento, mantenimiento, equipamiento de las instituciones educativas con laboratorios, bibliotecas, aulas de innovación pedagógica con computadoras personales (laptop), proyectores multimedia, acceso a servicios sanitarios básicos, acceso a servicios de internet con suficiente cobertura. En Instituciones de Jornada Escolar Completa (JEEC) resolver la alimentación escolar de los estudiantes mediante comedores estudiantiles teniendo en consideración al horario prolongado y la situación socio económica de los padres de familia de las escuelas públicas.

No existen reformas educativas sin educadores, Auxiliares de educación, trabajadores administrativos y de servicios dignamente reconocidos, valorados y obviamente remuneradas como sujetos de derechos, de los educadores como profesionales e intelectuales, con actualizaciones permanentes, con formación inicial y continua de calidad, con identidad institucional y desempeño profesional competente en su dimensión metodológica, investigativa y orientadora.

La triada escuela, familia y comunidad, no es un simple enunciado, para tener el éxito educativo, es necesario del concurso de estos tres componentes: la escuela como la institución organizada para llevar implementar el currículo, la familia como núcleo fundamental de la sociedad y la comunidad con sus instituciones asume el rol de la sociedad educadora, vale decir la educación como tarea de todos.

Con relación a la educación a distancia, en la educación no formal, es decir fuera de los marcos institucionales de la escuela, asume un rol importante los medios de comunicación de masas, sin embargo, su contribución a la educación y cultura, recreación entretenimiento es mínima o escasa, por el contrario, predomina básicamente en los medios de comunicación de alcance nacional la ausencia de contenidos educativos y culturales, resalta la difusión de los antivalores y su rol meramente informativo, no existe coherencia ni coordinación entre lo que orienta el Ministerio de Educación y los medios de comunicación de masas. Si hay que valorar a la pandemia del coronavirus en este aspecto, ha permitido poner en debate y rescatar a educación a distancia a través de la televisión y radio que se había dejado décadas atrás, hoy se hace realidad mediante el programa “Aprendo en Casa” que sin duda se irá perfeccionando y darle continuidad será un reto, comprometiendo a los medios de comunicación de alcance local, regional y nacional. Los medios de comunicación son agentes formadores de las personas que influyen en la consciencia de las mismas, por ende su contribución para complementar y fortalecer lo que hace la educación institucionalizada desde educación inicial hasta la superior es clave.

Con relación a la educación virtual haciendo uso del internet con las Tecnologías de la Información y la Comunicación, es muy importante que complementa la labor de la escuela y de los educadores. Es un reto a tomar en cuenta, los avances vertiginosos de la ciencia y la tecnología en la educación, en la escuela y el hogar que contribuyan a la formación de calidad de nuestros estudiantes, entornos virtuales generados por las TICs, plataformas virtuales, herramientas y recursos virtuales que permiten complementar y optimizar el proceso pedagógico. La plataforma virtual “Aprendo en casa” es una nueva experiencia de poner al servicio de la educación el uso de nuevas tecnologías vía internet por parte del Ministerio de Educación. Los profesores, padres de familia, la familia en su conjunto juegan un rol importante en guiar a los menores. Obviamente no llegará a todos pero el sector social que cuenta con computadoras y/o celulares con acceso a internet, serán beneficiados.

La seguridad social y el sistema pensionario también están en cuestión. Se advirtió que las AFPs no eran la mejor alternativa como régimen pensionario para los trabajadores que aportan mensualmente montos exorbitantes como es el 13% de sus ingresos, siendo un fondo individual forzado, administrado por empresas privadas con fines de lucro, donde el fondo individual está sujeto a los años de aporte que no necesariamente cubrirá todos los años de existencia del pensionista dependiendo de las cláusulas del contrato, donde el descuento por comisiones son mecanismos de lucro de las AFPs, el aval del Estado por permitir que el 50% de sus acciones pueden ser invertidos en el extranjero y tener la posibilidad de jugar dichas acciones con la bolsa de valores, ponen en riesgo latente los fondos de los trabajadores y pensionistas. No es casual que han dado grito al cielo cuando se ha planteado el adelanto a los trabajadores del 25% de las CTS. La realidad de las pensiones de trabajadores tanto del sistema de privado (AFP) y el Sistema Nacional del Pensiones (ONP) son irrisorias que están en promedio por debajo de la Remuneración Mínima Vital de los 930 soles, en el magisterio en particular hay pensiones de 400 o 500 soles, montos que resultan insultantes para la dignidad de las personas y profesionales. Razón suficiente para la reforma integral pensionaria en nuestro país y el acceso a servicios de calidad en EsSalud. Las pensiones deben ser el equivalente a la remuneración de la primera escala de los maestros y similar para los auxiliares de educación, trabajadores administrativos y de servicios. La gran diferencia del Sistema Nacional de Pensiones que si bien descuenta a los trabajadores en el orden del 13% de sus ingresos pero el fondo pensionario es común y solidario a cargo del Estado, de tal modo que garantiza su pensión hasta el último mes de su existencia.

Fuente:

Partido Comunista del Perú - Patria Roja

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.