Domingo, 21. Octubre 2018

APISnoticiasEl 14 de junio, se cumplen 50 años de reconstitución de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) y el Consejo Nacional ha convocado a todos los dirigentes y trabajadores del país a conmemorar esta trascendental fecha histórica.

Los años difíciles

La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) fue fundada el 17 de mayo de 1929 por José Carlos Mariátegui y fue fue reconstituida, el 14 de junio de 1968, tras un largo periodo, desde su ilegalización por la dictadura de Sánchez Cerro en los años 30 del siglo pasado y sus dirigentes perseguidos, pasando por 1944 en que las tendencias comunista y aprista que tenían influencia en el movimiento obrero dieron nacimiento a la CTP que pronto fue copado por el aprismo bajo orientación de la CIOLS-ORIT, que alimentaron un denominado “sindicalismo  libre y democrático”, que en esencia jugó un pro patronal, de oposición a la influencia de la revolución cubana, en el continente.

El Comité de Defensa y Unificación Sindical (CDUS)

La tendencia clasista, mariateguista, rompió con el amarillaje desde los años 60 y formaron el Comité de Defensa y Unificación Sindical (CDUS), el  28 de setiembre de 1966, presidido por el dirigente telefónico Enrique Arias Asián acompañados de Lázaro Gamboa, Mario Vidal Cabezas, Asunción Suárez, Jorge Rabines Bartra, Vicente Granadino, José Chávez Canales y Luis Villaverde, quienes convocaron al Primer Congreso de los Trabajadores del 09 al 14 de junio de 1968 y renace la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) el 14 de junio de 1968 siendo secretario general el legendario sindicalista comunista Isidoro Gamarra Ramírez.

Entre las organizaciones reconstituyentes estuvieron la Federación de Construcción Civil, la Federación de Choferes, Federación de la Industria Metalúrgica, la Federación de Pescadores del Perú y el Sindicato de la Compañía Peruana de Teléfonos y las Federaciones territoriales del Cuzco y de Arequipa, entre otros tantos sindicatos.

La CGTP fue registrada en el Ministerio de Trabajo en 1970 y creció tan pronto en el marco del modelo keynesiano de industrialización por sustitución de importaciones y las políticas nacionalistas, antimperialistas y anti oligárquicas impulsado por el gobierno militar del General EP Juan Velasco Alvarado donde se obtuvo logros interesantes.

Paro del 19 de julio 1977 y Constitución Política de 1979

El General Juan Velasco Alvarado fue derrocado por el felón Francisco Morales Bermúdez en agosto de 1975, empezando una serie de retrocesos en la situación económica, política y social del país y por eso suceden las paralizaciones históricas del 19 de julio de 1977 y otras similares en 1979 hasta que la presión sindical y popular obliga a los militares retirarse y abrir un cauce democrático convocando a la elaboración de una Constitución Política, en cuya asamblea constituyente presidida por Víctor Raúl Haya de la Torre, participan destacados dirigentes de izquierda y sindicales entre los que se encuentra a Isidoro Gamarra de la CGTP.

La Constitución Política entra en vigencia a partir de 1980 con el retorno a la presidencia de Fernando Belaunde Terry sucediéndole Alan García Pérez. Fue una década de descrédito de la democracia representativa y la aparición del senderismo ultra maoísta y la lucha armada del MRTA. Década perdida en que la clase trabajadora y la CGTP se bate entre dos fuegos del terror ultraizquierdista y del terror derechista las bandas paramilitares como Rodrigo Franco.

La CGTP contra la dictadura fujimontesinista y el neoliberalismo

En 1990 gana las elecciones Alberto Fujimori y se convierte en dictadura con autogolpe, el 5 de abril del 1992 clausurando el parlamento derogando la Constitución de 1979, convoca a un denominado “Congreso Constituyente Democrático” que elabora la Constitución de 1993 para legitimar la dictadura mafiosa y neoliberal en lo económico, político ysocial.

Duro golpe para la clase trabajadora y el pueblo. La CGTP al mando de su secretario general Pedro Huilca Tecse convoca a movilización y a preparar paro nacional contra la dictadura y es asesinado el 18 de diciembre, al salir de su casa por el Grupo Colina, comando de aniquilamiento manejado por Vladimiro Montesinos, al servicio de la dictadura. Es preciso señalar que tanto el senderismo terrorista y la dictadura acabaron con la vida de muchos dirigentes sindicales de la  CGTP.

Se remataron las empresas públicas, se despidieron a miles de trabajadores, desaparecieron cientos de sindicatos y se implantaron políticas neoliberales extremas y aparecieron modalidades laborales de tercerización y a plazo fijo y judicializando los casos contenciosos. Fue una dura década que culminó con la derrota de la dictadura con la Marcha de los 4 Suyos y la revelación de la corrupción de Montesinos y la huida al Japón del dictador Fujimori. En condiciones difíciles la CGTP resistió y fue un factor de lucha en amplio espectro político democrático que terminó con esta etapa de ignominia.

Recuperada la democracia la CGTP exige una Ley General del Trabajo

Recuperada la democracia un gobierno de transición presidió Valentín Paniagua, creando el Acuerdo Nacional como espacio de concertación de políticas de gobernabilidad donde participa la CGTP y es reconocida como interlocutora válida ante el Estado, los empresarios y la sociedad.

Se sucedieron gobiernos de continuación neoliberal con Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala. La CGTP lucha por recuperar y ampliar derechos laborales, reponer despedidos por la dictadura y crear una Ley General del Trabajo; sin embargo las políticas neoliberales al gusto de los empresarios están en la ofensiva para impedir el buen ejercicio de la libertad sindical, la negociación colectiva y el derecho de huelga debido a los mecanismos legales y la legitimación de regímenes laborales de plazo fijo y creaciones de regímenes laborales como el de agroindustria y de exportaciones no tradicionales, que hace que la tasa sindical en el Perú sea una porción minoritaria de la PEA y el movimiento sindical esté en la resistencia y en la lucha no de paros estrictamente sindicales sino de las creativas Jornadas Nacionales de Lucha.

CGTP y el pueblo aislaron al fujimorismo y defenestraron a PPK

La CGTP ha enfrentado la división y el paralelismo de sus bases como en construcción civil que alentó el gobierno aprista y los sucesivos inscribiendo seudo sindicatos donde operan las bandas delincuenciales que han asesinado a mas de 16 dirigentes sindicales clasistas, al mismo tiempo que ha luchado y lucha contra el retorno del fujimorismo al poder.

Resultó acertada esta táctica que aisló a la candidata del fujimorismo para después luchar contra el lobista y proimperialista Pedro Pablo Kuczynski quien por presión popular tuvo que renunciar al mando del país.

Se ha constituido el Comando Nacional Unitario de Lucha (CNUL) para la unidad de acción y se lucha porque no se prolongue el régimen agro exportador, contra los impuestos que afecta la economía popular y exigimos que las grandes empresas paguen las deudas tributarias para cubrir la caja fiscal y coordinamos la lucha conjunta, unitaria de los trabajadores y el pueblo para el 19 de julio del año en curso, a la que han comprometido su participación las demás centrales sindicales que participan en el Consejo Nacional del Trabajo.

La lucha de la CGTP continua con visión estratégica

El sucesor de PPK, Ing. Martín Vizcarra ha sostenido reunión con las centrales sindicales y a expresado su voluntad de respeto a los derechos laborales y al diálogo para resolver los conflictos. Ha optado por no imponer impuestos a los trabajadores que menos ganan y a nombrado una Comisión para resolver el pago de la deuda tributaria de las grandes empresas; sin embargo, la oligarquía empresarial y sus voceros de la CONFIEP no le perdonan que se salga del libreto neoliberal y empiezan a descalificarlo.

La CGTP, en este 50 aniversario de su reconstitución, desde la práctica de los principios del sindicalismo clasista y sus objetivos estratégicos guiados por la sabiduría de su fundador histórico, Amauta Mariátegui, avanza sorteando dificultades, con lealtad a la clase trabajadora del campo y la ciudad, del sector público y privado, de los trabajadores dependientes o por cuenta propia. Toca articular al movimiento sindical y al pueblo a través de los frentes de defensa distritales, provinciales y regionales y una estructura nacional de poder popular alternativo por una nueva Constitución política, contra la corrupción y la explotación y nuevas elecciones generales.

Gloria a los que han dado su vida y caído en el caminar del tiempo, leales a la causa de los trabajadores como Isidoro Gamarra, Pedro Huilca, Alberto Ramírez, Horacio Zeballos, Saúl Cantoral, Ever Rodríguez, Manuel Cortés, entre tantos otros.

Fuente:

Agencia Peruana de Información Sindical

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.