Sábado, 23. Febrero 2019

A principios de 2018 cuando Gustavo Urquiza Beltrán, rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) inició su gestión, declaró que solo tenía recurso para pago de salarios hasta el mes de septiembre, y así fue. La UAEM es una de las 10 universidades públicas estatales en crisis, y pese a la negociación con todas las autoridades estatales y federales correspondientes, el 14 de octubre el SITAUAEM (Sindicato Independiente de Trabajadores Académicos de la UAEM) estalló en huelga por falta de pago y en demanda de que se garantizara los recursos necesarios para pagar las catorcenas hasta el término del año, la huelga se levantó cinco semanas después pero los problemas permanecen.

Al grito de “Bronco cobrón, traicionaste Nuevo León” y “Que baje, que baje, el precio del pasaje” se manifestaron cerca de dos mil personas en la ciudad de Monterrey en contra del alza en la tarifa del transporte y el alza de impuestos.

Exactamente hace dos años, el 5 de enero de 2017, alrededor de diez mil personas se reunieron en la Macroplaza para protestar en contra del gasolinazo en esa ocasión. A pesar de lo que muchas veces se piensa de Monterrey, aunado al silencio por parte de la prensa, este tipo de protestas han ido en aumento en los últimos años.

Como bien se mencionó en el anterior número de El Comunista, el 24 de noviembre del año pasado, jóvenes estudiantes de todo el país se reunieron en la capital convocados por la Federación de Jóvenes Comunistas para participar de su Conferencia Política del Movimiento Estudiantil. Este inicio de año trae consigo la necesidad de continuar y reforzar los trabajos planteados en esta primera reunión, sobre todo de cara al nuevo panorama político que representa el gobierno de López Obrador.

El recorte al presupuesto para ciencia y tecnología ha obtenido mayor fuerza en las últimas décadas, con esto, las condiciones laborales de los trabajadores de la ciencia son cada vez más precarias.

El Movimiento por la Ciencia, conformado por trabajadores, académicos, investigadores y estudiantes ha puesto sobre la mesa la defensa organizada de sus derechos laborales y la defensa de la ciencia como una herramienta para la transformación de las condiciones de miseria y explotación en las que vive la mayoría de los mexicanos.

Entrevista a Pavel Blanco, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Mèxico, publicada en Rizospastis, órgano central del Partido Comunista de Grecia-KKE

Con motivo de su reciente presencia en Grecia, hemos hablado con el camarada Pavel Blanco Cabrera, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de México, sobre la situación en su país, sobre las nuevas ilusiones creadas por la “izquierda” del gobierno de Obrador, las tareas que priorizan los comunistas en un enorme país con casi 130 millones de habitantes y decenas de millones de inmigrantes en los EE.UU., un miembro del G-20 y la segunda economía más desarrollada de América Latina.

Cuando se pretende mantener inamovibles las ganancias de gente que vive a costa de exprimir a los trabajadores, e inclusive se busca incrementarlas, entonces no se tiene nada que ofertar a la clase obrera.

Uno de los prejuicios más arraigados en el imaginario de los partidarios del gobierno de la nueva socialdemocracia – excluyendo al propio sector de la burguesía que lo respalda –, consiste en la noción de que, de manera independiente al ritmo en el que esto se desarrolle, las condiciones generales del pueblo (ambiguamente concebido, por supuesto) de facto mejorarán. Es decir que, sin tener duda alguna, a partir de la gestión de MORENA y López Obrador, se dice que los males generales que carcomen a la gran mayoría de la población del país comenzarán a erradicarse.

Es necesario que las mujeres trabajadoras no sigan permitiendo malos tratos por parte del patrón, que se empiecen a organizar en su centro de trabajo y utilicen los mecanismo legales para defenderse.

En México gran parte de mujeres trabajadoras sufre día a día el acoso laboral por parte del patrón y en algunos casos sufren acoso de manera sexual. Mientras el sistema capitalista siga desarrollándose en nuestro país, las mujeres de la clase trabajadora seguirán sufriendo explotación, miseria y malos tratos por parte del burgués en su centro de trabajo.

¿Qué es lo que López Obrador no dijo ni explicó sobre el aumento al salario mínimo?

El 17 de diciembre de este año, con bombos y platillos, López Obrador, rodeado por la plana mayor de los dirigentes charros, o como escribe la Jornada “los líderes históricos del sindicalismo oficial e independiente”, es decir, Francisco Hernández Juárez de la UNT, Carlos Acevez del Olmo de la CTM entre otros, así como de los representantes patronales de la Confederación Patronal de la República Mexicana y del Consejo Coordinador Empresarial, anunció el histórico aumento al salario mínimo general del 16.21%.

“No vendemos ilusiones, es un camino sinuoso y el parto será doloroso, hablamos de la Revolución, y el protagonismo no es para un caudillo, sino para el proletariado”.

El primero de Diciembre el Partido Comunista de México se movilizó por las calles de la ciudad de México para presentar su oposición al USMCA, que es el nombre que en la renegociación se dio al TLCAN, suscrito por EEUU, Canadá y México y que entró en vigor el 1 de Enero de 1994; es sin duda un acuerdo interestatal imperialista, benéfico para los monopolios de las tres naciones, que aumentan sus ganancias, y perjudicial en todos los términos para toda la clase obrera de América del Norte. Otras razones de la movilización son las medidas anunciadas por Andrés Manuel López Obrador, quien tomó posesión del cargo de Presidente de la República ese mismo día.

Real time web analytics, Heat map tracking

Regeneración Radio

rompeviento

 

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.