Imprimir
Categoría: Honduras

La Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, acompañada del pueblo hondureño, ha seguido con las protestas y tomas de carretera este lunes en todo el país. A esta lucha social, se ha sumado el transporte de carga pesada en el norte, porque según denuncian, los empresarios no están pagando las tarifas establecidas para trabajar.

En distintos sectores de Francisco Morazán, Cortés y Choluteca, principalmente, el magisterio, médicos y transportistas han estado paralizando las carreteras desde las 8:00 de la mañana. Y a esta hora, en Guapinol, se ha reportado paralización total de la carretera principal y corte de la energía eléctrica. 

Además, desde tempranas horas los miembros de la Plataforma cerraron el paso en el bulevar Fuerzas Armadas, a la altura del Instituto Central Vicente Cáceres en el Distrito Central. Con la amenaza de decenas de efectivos antimotines, que llegaron a la zona para desalojarlos, procedieron a marchar con rumbo al Colegio Médico de Honduras (CMH).

A estas protestas se ha sumado el transporte de carga, que exige a los grupos empresariales que paguen la tarifa estipulada de 1.24 dólares (un estimado de 31 lempiras) por kilómetro recorrido en ida y retorno

Según la representante de este sector, Lizeth Galo, son muchas las demandas de los transportistas, por lo que en asamblea general, este rubro decidió irse a paro nacional.

En la salida al norte de Honduras, a la altura de El Durazno, varios camiones de carga pesada han cerrado el paso. Además, el pasado sábado, trascendió que los productores de granos básicos, se planteaban unirse a la plataforma por la falta de garantías.

Por otro lado, en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), hoy retornó a clases luego de varias interrupciones; sin embargo, poco avanzó la mañana cuando ya había edificios tomados. Los universitarios pidieron a los estudiantes asistir a una asamblea en el campus de Tegucigalpa.

Poco después, los estudiantes de la UNAH, trasladaron la protesta al bulevar Suyapa de la capital, anunciando que en la asamblea se decidió mantener acciones en la máxima casa de estudios del país. Donde a eso de las 2:30 de la tarde, inició la represión policial sin métodos de persuasión.  

Fuente:

El Libertador

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.