27 | 06 | 2019

A falta de confirmación oficial, al menos ocho estudiantes han resultado heridos de bala luego que la Policía Militar (PM) irrumpiera en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) en Tegucigalpa, para desarticular una manifestación de los futuros profesionales del país.

Los militares, ingresaron al campus de Ciudad Universitaria lanzando bombas lacrimógenas y disparando a la humanidad de los estudiantes, de momento, el Hospital Escuela Universitario (HEU), ya confirmó la atención de urgencia de cinco de los jóvenes.

Desde finales de abril Honduras vive sumida en una serie de protestas encabezadas por la Plataforma en Defensa de la Salud y la Educación contra el régimen de Juan Orlando Hernández, surgido de un golpe de Estado y de los fraudes electorales cometidos especialmente en el año 2017.

La Policía Militar que ha tomado el mando bajo las órdenes de Hernández, quien está siendo amparado por Estados Unidos, está reprimiendo duramente las protestas.
Como consecuencia de esta represión se han registrado las primeras víctimas civiles: 3 muertos, 29 heridos de gravedad y 41 detenciones.

La temporada de cacería militar se reabrió en Honduras, ayer, el jefe de Estado, Juan Hernández, reunido con el Consejo Nacional de Nacional de Defensa y Seguridad, organismo que según expertos en derecho, elimina la independencia de poderes, dio visto bueno a su Ejército de la Policía Militar (PM) y otras unidades castrenses, para reprimir al pueblo.

Desde el pasado miércoles, los batallones de la PM en la capital, asumieron el papel principal como ente represor, esto por la huelga de “brazos caídos” de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, como resultado de ese protagonismo, al menos 20 personas resultaron heridas y una murió de un disparo certero en la cabeza.

El Hospital Escuela Universitario (HEU), reportó anoche que el joven Luis Antonio Maldonado, falleció a causa de heridas que según el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh), fueron provocadas por la Policía Militar.Esta unidad castrense, asumió anoche la titularidad para reprimir al pueblo que desde las 3:00 de la tarde se autoconvocó a protestar en todo el país.

Lo anterior, debido a que las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, acompañados de la Dirección Preventiva y de Transito, se declararon en “brazos caídos”, negándose a reprimir al pueblo y denunciando una serie de violaciones a sus derechos como agentes.

El clima de insurrección resurgió en los hondureños la tarde de este miércoles. El pueblo se ha autoconvocado nuevamente a las calles para exigir la salida del gobernante Juan Hernández, quien ha ordenado al Ejército atrincherar Casa Presidencial.

En las últimas seis semanas, la lucha social era comandada por la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, coalición que se formó contra la privatización de ambos derechos sociales; sin embargo, luego de conocer la postura de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional, los hondureños han vuelto a las calles de forma masiva.

La Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, acompañada del pueblo hondureño, ha seguido con las protestas y tomas de carretera este lunes en todo el país. A esta lucha social, se ha sumado el transporte de carga pesada en el norte, porque según denuncian, los empresarios no están pagando las tarifas establecidas para trabajar.

En las últimas horas se reportó el deceso del defensor de la tierra, Santos Isidro Cruz, quien fue trasladado al Hospital Escuela Universitario (HEU) de Tegucigalpa, en un estado crítico. El activista social, había sido reportado como desaparecido desde el miércoles y ayer fue encontrado con señales de tortura y tres disparos en el pecho, en la comunidad del Guante, municipio de Cedros, Francisco Morazán.

En exclusiva, el dirigente magisterial miembro de la Directiva Central del Colegio Rosales de educación media de Honduras, Ruy Díaz, ha informado que hace dos días el gremio ha iniciado una huelga de hambre en protesta ante la incapacidad del Gobierno de resolver la crisis, luego de más de cinco semanas de manifestaciones en las calles.

La brutalidad de los cuerpos de represión del Estado, se agiganta a un paso alarmante. Un audio y varias fotografías a las que tuvo acceso EL LIBERTADOR, exponen la bestialidad de la Policía y el Ejército, quienes ayer en la zona norte de Honduras dejaron moribundo al maestro Byron Roberto Rodríguez.

Real time web analytics, Heat map tracking

on air

RedGlobe Links

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.