Statistics

Today: 40343

Yesterday: 44734

Since 01/06/2005: 66967870

Reproducimos un artículo de la página web de las FARC-EP (Segunda Marquetalia):

El primero de marzo de 2008, cayó en un bombardeo de la fuerza aérea de Colombia, en territorio ecuatoriano, el comandante Raúl Reyes. Con él murieron 15 de sus compañeros y un pequeño grupo de estudiantes mexicanos que visitaban el campamento, luego de un congreso de la Coordinadora Continental Bolivariana celebrado en Quito. A 12 años de este acontecimiento luctuoso, los combatientes de las FARC-EP, Segunda Marquetalia, rendimos tributo de admiración a estos mártires de la lucha por la paz y por el canje humanitario de prisioneros de guerra.

Raúl, un huilense, oriundo del municipio de La Plata, se había vinculado a las FARC-EP en el año 1981 y se desempeñaba como uno de los 7 integrantes del Secretariado del Estado Mayor Central. Durante mucho tiempo fue jefe de relaciones internacionales de la organización insurgente, y en función de esta tarea, de la solución diplomática del conflicto, recorrió la geografía de América Latina y el Caribe, Europa y África, reuniéndose con líderes como Muamar el Gadafi y Hugo Chávez de Venezuela, funcionarios de gobiernos, y una constelación de organizaciones sociales y políticas del mundo.

Sin consultar a Carondelet, sin autorización del presidente del Ecuador, Rafael Correa, el entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, utilizando tecnología militar de punta proveída por Estados Unidos e Israel, bombardeó el campamento transitorio de Raúl Reyes en la selva de Sucumbíos, muy cerca a la frontera de los dos países. La policía y el ejército de Colombia convirtieron el territorio de la nación ecuatoriana en teatro de sus operaciones militares.

Fue justificada la actitud del comandante Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, de ofrecer su solidaridad al pueblo ecuatoriano y colocar en alerta a sus tropas a lo largo de los 2.200 kilómetros de frontera, movilizando 10 batallones con la orden de repeler cualquier tentativa de un gobierno, que como el de Colombia aspiraba a jugar el mismo rol agresor de Israel, en América Latina.

De Uribe, decía el comandante Chávez: «Él es un criminal. No sólo es un mentiroso, un mafioso, un paramilitar que dirige un narcogobierno, un gobierno lacayo de Estados Unidos (…). dirige una banda de criminales desde su palacio».

Algo parecido hace hoy quien gobierna en cuerpo ajeno en nombre de ese turbio personaje. Duque es de la misma calaña, y ninguno de sus vecinos puede confiar en él. Un hombre que ha hecho trizas con sus simulaciones y sofismas verbales el Acuerdo de Paz firmado ante países garantes, acompañantes, la Unión Europea y Naciones Unidas, no merece la credibilidad del mundo.

El mentiroso Uribe aseguraba que la masacre de Sucumbíos había sido el resultado de una persecución en caliente, pero Raúl Reyes y sus acompañantes «fueron bombardeados y masacrados mientras dormían, utilizando tecnología punta, que les localizó de noche, en la selva, seguramente con la colaboración de potencias extranjeras», como denunció el jefe del Estado ecuatoriano, Rafael Correa.

Este homenaje de las FARC-EP, Segunda Marquetalia, es para recordar no solo a Raúl, sino a todos nuestros compañeros caídos en combate. En su memoria seguiremos fortaleciéndonos para ser mas eficaces en la lucha de Colombia entera por un nuevo orden social justo y el futuro de la patria. LA LUCHA CONTINÚA. VENCEREMOS.

FARC-EP, Segunda Marquetalia

Marzo de 2020

Fuente:

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.