Miércoles, 19. Diciembre 2018

“Las mujeres venimos sufriendo lo que nosotras denominamos la feminización de la pobreza, junto con el colectivo Lgtbi, en particular aquellas identidades como las compañeras travas y trans, que dentro de los sectores más vulnerables, son el más vulnerable”, recalcó la responsable Nacional de Género del PC, Solana López, y aseveró que esta situación se empeora a partir de la aplicación del Presupuesto 2019.

Solana López, que también integra la Corriente Lohana Berkins, recordó que identidades como la Trava-trans, “por su condición de clase, se las excluye de todo el sistema laboral y se las empuja a la prostitución”.

Pero no sólo ellas están afectadas por la Ley que votó favorablemente el Congreso. “Desde ese extremo a las mujeres trabajadoras, las mujeres en los barrios, sufrimos los ajustes de una manera brutal”, sostuvo López.

Vale recordar que las mujeres se ven afectadas por recortes que, a partir del Presupuesto 2019, se llevan a cabo en segmentos como Educación y Salud.

El ajuste real en esas partidas es del cuatro y el diez por ciento, respectivamente, en relación al PIB. La baja en lo que va del Gobierno Cambiemos es todavía más notoria: cae de 0,94 por ciento en 2015 a 0,81 por ciento en 2019 para Salud y de 1,66 a 1,24 por ciento para Educación, en igual período.

 

Recorte

 

En ese sentido, la responsable de Género del PC fue clara cuando recalcó que “un recorte de este tipo impacta de una manera brutal” y explicó que “se lleva a cabo sobre políticas públicas que las mujeres necesitamos”, más aún “si se tiene en cuenta que tenemos un salario mucho menor que los hombres”.

Algo que se vuelve crítico cuando se advierte lo que pasa con aquellas mujeres que son cabeza de familia, “y en los de las que son víctima de violencia y de distintas situaciones que el propio sistema patriarcal genera”.

El primer impacto de la reducción de las partidas presupuestarias en estas áreas tiene que ver con el empleo. Salud y la Educación pública son sectores altamente feminizados en Argentina. El 59,3 por ciento de los profesionales del sector de la Salud son mujeres, según un informe publicado este año por el Programa de la ONU para el Desarrollo. Lo mismo ocurre en Educación, donde el 76 por ciento de los docentes son mujeres, según el último censo docente realizado en 2014.

En cuanto al Ministerio de Desarrollo Social y Salud, el programa de atención a la madre y al niño cae 73 por ciento y el de atención sanitaria en el territorio, un veinte por ciento. Todos los valores en forma nominal, sin tener en cuenta la inflación.

Otro de los lugares donde va a impactar el ajuste, son organismos como el Instituto Nacional de las Mujeres, que promueve la igualdad de género, brinda atención a víctimas de violencia y promueve la capacitación en salud sexual. Aunque el gasto aumenta un 21 por ciento en términos nominales, se espera una inflación muy por encima de ese porcentaje, lo que representa una caída en términos reales.

“La asistencia, la prevención y los cuidados que están previstos hacia las mujeres víctima de violencia patriarcal, ya se empezaron a recortar”, recalcó López.

Asimismo, la integrante de la Corriente Lohana Berkins, definió como “terrible” la situación de las mujeres víctima de violencia a las que el Estado no asiste y explicó que “muchas terminan en situaciones de calle, porque no tienen a dónde ir o se someten a poner su vida en riesgo y la de sus hijos, producto de tener que volver con una persona violenta”.

Fuente:

Nuestra Propuesta | Diario del Partido Comunista de la Argentina

Real time web analytics, Heat map tracking

Argentina en el aire

RedGlobe Links

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.