Nicolás Maduro con los manifestantes en Miraflores. Foto: VTVEl presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, recibió este miércoles al pueblo venezolano a las afueras del Palacio de Miraflores, para celebrar la victoria sobre la »ley estafa« que buscaba privatizar la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) y que fue declarada inconstitucional por el Poder Judicial. Desde horas de la mañana, trabajadores y beneficiarios de la GMVV marcharon para respaldar las políticas del Gobierno Bolivariano. La movilización popular que partió desde la avenida Libertador, en Caracas, transitó por la avenidas Universidad y Baralt, en el centro de la capital.

»El pueblo esta cohesionado, tiene idea de ¿por qué? sale a luchar, con una causa para defender, nuestro pueblo tiene una bandera, no sale a lo loco a la calle, ni con odio, sale con amor, estamos logrando en este momento con la lucha, la resistencia del pueblo, el nivel de unión más grande que hayamos visto en muchos años del pueblo de a pie, unión para que haya paz, los felicito«, sostuvo Maduro.

Precisó que la Asamblea Nacional (AN) intentó imponer una ley para privatizar todos los terrenos, »si esta ley se hubiese impuesto sería casi imposible continuar construyendo viviendas para el pueblo y clase media, así que esta decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) consolida la paz social, la paz republicana, es una decisión de equilibrio, apegada a la Constitución«.

»Si algún día esa AN impusiera la privatización de la educación y acabar con todos los avances sociales de la Revolución, ese día nuestro pueblo volvería a las calles, pero no solo a marchar, sino volvería a las calles a declarar una rebelión general, popular contra la oligarquía y contra todo el poder de la corrupción adeco-burguesa«, indicó.

La Guardia Nacional Bolivariana frenó la marcha opositora. Screenshot: GlobovisionEl mismo día, una movilización convocada por la »Mesa de Unidad Democrática« (MUD) desde la estación del Metro de Bello Monte hacia la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Plaza Caracas no pudo llegar a su destino, porque los convocantes no habían solicitado la autorización correspondiente. La marcha, encabezada por el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, y otros dirigentes de la Unidad, fue obstaculizada por un piquete de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que colocó vehículos blindados en el puente gemelos de Bello Monte que impidieron el paso hacia Plaza Venezuela, en resguardo del centro de la capital venezolana, que con anterioridad ha sido devastado por las hordas opositoras. La movilización se desplazó por la autopista Francisco Fajardo, lo que afectó el tránsito de vehículos por la zona. Funcionarios de la GNB y PNB restablecieron la movilidad en la zona.

Fuente: Aporrea.org / RedGlobe