Imprimir
Cuba

alba tcpPalacio de Miraflores, Caracas. – “La prioridad de nuestros gobiernos en la actual coyuntura debe dirigirse al fomento y desarrollo de la producción de alimentos, con énfasis en producciones locales que garanticen el abastecimiento y que demanden bajos niveles de importación”.

Así lo enfatizó el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su intervención en la Conferencia de Alto Nivel: “La Economía post pandemia en el ALBA-TCP”.

En su planteamiento también indicó que se “requiere una mayor inversión Estatal en el sector de la salud” avanzando en “el acceso universal y gratuito de la población a los servicios básicos de la salud”.

Señaló que en este particular los países de la ALBA-TCP pueden hacer mucho, identificando las potencialidades de cada uno (de los países), “en función de una integración económica regional que priorice la complementariedad, produciendo cada nación lo que le resulte más competitivo e intercambiando bienes y servicios”.

Cuba frente al COVID-19

Informó el mandatario cubano que La Mayor de Las Antillas tiene la voluntad de impulsar la colaboración en el frente de la salud pública en la ALBA. “Ofrecemos brindar asesoramiento para enfrentar nuevos retos en el campo epidemiológico, mediante cursos y seminarios”.

“Ofrecemos un ciclo de videoconferencias por parte de expertos cubanos para transmitir experiencias en el combate contra la COVID-19 y en otras situaciones epidemiológicas y ponemos a disposición de los países de la ALBA al Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, como consultor en la materia”.

Sostuvo que todos estos postulados se consolidan de la mano de una comunidad internacional que deje a un lado las diferencias políticas y “unidos buscar soluciones mancomunadas, mediante la cooperación internacional y la imprescindible solidaridad”.

El presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz–Canel Bermúdez, manifestó en el marco del espacio promovido por el presidente Nicolás Maduro que la cita es idónea para debatir, desde el escenario virtual, la compleja situación económica global por efecto de la COVID-19, a fin de establecer criterios y propuestas para enfrentar, desde la Alianza, los desafíos económicos regionales y globales.

La importancia que adquiere esta conferencia virtual de alto nivel en el contexto regional, está expresada en que América Latina es el nuevo epicentro de la pandemia de la COVID-19, desafío adicional para esta área geográfica considerada como la más desigual del planeta.

América Latina

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), -5,3 % caerá la economía de América Latina y el Caribe debido a la pandemia (la peor contracción económica desde 1930), se prevé un desplome del comercio en -15 %, y aumentos en el desempleo, la pobreza y la desigualdad, entre otras consecuencias.

Según cálculos de la CEPAL, en 2020 la pobreza en América Latina y el Caribe se elevará al menos 4,4 % (28,7 millones de personas) comparado con el año anterior, lo que llevará a que el número total de personas viviendo en situación de pobreza hasta los 214,7 millones (34,7 % de la población regional). Además, se prevé un aumento de casi 12 millones de desempleados.

Es por eso que esta cita regional busca determinar las debilidades y fortalezas de los países miembros de la ALBA-TCP en materia económica, una vez superada la crisis sanitaria generada por la COVID-19.

Prensa Presidencial / Anaís Pérez

Fuente:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MippCI)

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.