Para CGT, tanto la sentencia judicial como la resolución de Inspección de Trabajo, dejan de nuevo en evidencia tanto al equipo de Recursos Humanos de la multinacional y su nefasta gestión, como a la mayoría del Comité de Empresa que defendía las posiciones de IVECO en ambas demandas.

Desde la Federación Metalúrgica de la CGT (FESIM) se ha informado de dos nuevas victorias judiciales, ambas contra la dirección de IVECO Valladolid, y las cuales dan la razón a la sección sindical de CGT en la multinacional.

La resolución de la Inspección de Trabajo establece que la empresa debe respetar los permisos retribuidos sobre las jornadas de regulación de empleo. Esto quiere decir que si durante cualquiera de las múltiples jornadas de ERTE con las que la empresa regula la producción cualquier trabajador o trabajadora ha tenido derecho a jornadas retribuidas de larga duración, la empresa debe a dichos trabajadores esas jornadas en las que se les mandó al paro.

Por otra parte, la justicia ha dictaminado que todas las trabajadoras y trabajadores de la multinacional deben cobrar íntegramente la paga del WCM (medalla de oro). La sentencia confirma que IVECO España discriminó a todas las trabajadoras y trabajadores con reducción de jornada, abonando solo la parte proporcional de dicha paga.

Desde la organización anarcosindicalisca han informado que anteriormente ya se ganó un juicio contra IVECO Valladolid en este sentido, ya que la dirección de la multinacional excluyo a los siete delegados de CGT del cobro de esta paga, dictando la justicia que se trataba de una discriminación sindical en toda regla.

Desde CGT entienden que tanto la resolución de la Inspección, como la sentencia judicial, corroboran aún más el trabajo que desde la sección sindical están haciendo para acabar con las injusticias contra la plantilla, que se están cometiendo tanto por parte de la dirección de Recursos Humanos como por parte de la mayoría del Comité de Empresa, que defendía en todo momento la posición y las medidas impuestas por la multinacional en ambos conflictos.

Fuente: CGT - FESIM

Fuente:

CGT - Confederal