Imprimir
Categoría: España

El PCTE en el País Valenciano se solidariza con la familia y amigos de las 6 personas muertas y las miles de víctimas de la terrible “gota fría” que ha caído en los últimos días en las comarcas del sur de Valencia y Alicante.

La solidaridad de la mayoría trabajadora para con estas comarcas ha sido fortísima y una vez más se ha evidenciado que solo el pueblo salva al pueblo. Esto no es solo una consigna sino una realidad bien nítida. Aun así ante estos episodios algunos sitúan los intereses privados por encima de los colectivos. La alerta roja estaba decretada, las clases se habían suspendido y la administración pedía que todo el mundo se quedara en casa. A pesar de todo esto, miles de trabajadores han arriesgado sus vidas porque las empresas les obligaron a acudir al puesto de trabajo. Cientos de ellos quedaron incomunicados y en centros de trabajo inundados teniendo que movilizar a los distintos servicios de emergencias para rescatarlos (arriesgando así también sus vidas durante su trabajo). El beneficio empresarial ha primado así sobre nuestras vidas estos días.

No vamos a entrar en las particularidades y evidencias de los efectos del cambio climático que numerosos cientificos han detallado desde hace años. Si destacamos una; las lluvias cada vez más intensas han sido una de ellas, un aviso. Las diferentes administraciones han sido en su mayoría negligentes con la planificación urbanística y la construcción, la Ley de Suelo, las tareas de prevención, la limpieza de cauces y ríos, la elaboración de planes de emergencia y el insuficiente personal para llevarlos a cabo, la educación del pueblo ante emergencias, etc… Siempre han primado otros intereses -mayormente privados- antes que las tareas colectivas de prevención.

Ya sabíamos que los partidos responsables de estas negligencias iban a ser muy solidarios, empáticos y responsables durante la tragedia. Visitas, fotos, preocupación, … Su responsabilidad durará pocos días. Tan pronto como el foco mediático esté en otro sitio, será la clase trabajadora -como siempre- la que tenga que reconstruir sus hogares y sus vidas sin ningún tipo de ayuda institucional.

Ante la nueva realidad climática hay que luchar contra los privilegios e intereses de unos pocos y situar sobre la mesa los intereses y los derechos de la mayoría.

Fuente:

PCTE – Partido Comunista de los Trabajadores de España

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.