Imprimir
Categoría: Alemania

La Federación Sindical Mundial, que es la voz militante de más de 92 millones de trabajadores en los cinco continentes, condena vehemente las reuniones y manifestaciones que tienen lugar en Kemnitz, Sajonia, en contra de los inmigrantes y los refugiados que residen en Alemania.

Además, denunciamos los ataques violentos e intimidación hacia los inmigrantes y la propagación del racismo, xenofobia y odio por parte de las fuerzas políticas que participan en las reuniones.

Manifestaciones como esa, son hipócritas, ya que acusan a los inmigrantes y los refugiados, que son las víctimas de la política de Alemania, de la UE, de OTAN y de los EE.UU, de ser violentos. Esas fuerzas participaron en las guerras de Bosnia, Kosovo, Afganistán, Mali, conflictos que llevaron a masacres, gran miseria, y el levantamiento de miles de personas que se vieron obligados a inmigrar, y al mismo tiempo el Estado Alemán usa los inmigrantes para tener mano de obra más flexible, necesaria para la rentabilidad de sus monopolios.

La FSM demanda la protección y la mejora de las condiciones de vida y laborales de la clase obrera de Alemania, tanto local como extranjera. Llamamos a la clase trabajadora y a las personas de a pie de Alemania a condenar y marginar a los ultraderechas, que socavan los intereses de la clase trabajadora diseminando el odio entre los trabajadores locales y extranjeros.

El Secretariado.

Fuente:

Federación Sindical Mundial

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.