Viernes, 17. Agosto 2018

Después de haber sido noticia en todo el mundo cuando fue elegida gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, la primera mujer electa para un cargo de esta relevancia en la historia de Japón, ahora vuelve a aparecer en los medios de todo el mundo.

Esto no era sólo un eslogan que utilicé para la elección”, dijo Koike durante su conferencia de prensa inaugural en la sede del Gobierno Metropolitano de Tokio en Shinjuku.

Koike, primera gobernadora de Tokio, dijo además que va a comenzar su mandato con una revisión de la organización y las funciones del gobierno metropolitano en un intento por producir resultados más tangibles.

Con respecto a esta primera medida tomada por la flamante gobernadora, según la última encuesta realizada por el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar del país Tokio tiene una de las listas de espera más largas del Japón cuando se trata de niños en edad preescolar. Hay casi 8.500 pequeños en espera de una oportunidad para poder obtener plaza en un centro educativo.

Si bien es obvio que esta acción de Koike no va a resolver el problema la medida es solo una pequeña parte de un paquete que pondrá en marcha la gobernadora para solucionar el tema.

Lo que ocurre con esta mujer ahora, es que a poco tiempo de asumir, anunció una de sus primeras medidas. Y causó conmoción en todo Japón ya que se bajó el sueldo de unos 13.ooo dolares a la mitad, y el ahorro generado a las arcas publicas, se destinará a la construcción de nuevas guarderías, algo muy necesario en una de las ciudades más pobladas del planeta.

De esta manera, Yuriko Koike empezó a cumplir su promesa de revolucionar la política en la capital japonesa en respuesta a las demandas de los votantes que exigían un real cambio en la forma de hacer política y de administrar los recursos de la ciudad.

Lo llamativo de esta decisión es el hecho de la reducción salarial de la gobernadora, quien pone de manifiesto cuales son los gestos y hechos que espera de la gente que trabaja con ella.

Entre otras iniciativas, se compromete a crear incentivos para que los propietarios de edificios vacíos cedan sus tierras para la construcción de nuevos jardines infantiles.

“Quiero que se recupere la confianza en la oficina del gobernador que fue destruida por las prácticas de mis predecesores” dijo la gobernadora.

Fuente:

Central Bolivariana Socialista de Trabajadores

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.