16 | 09 | 2019

Desde la Confederación General del Trabajo apoyamos y nos solidarizamos con la lucha del pueblo Amazigh y el Movimiento Popular del Rif Hirak surgido a raíz del asesinato de Mohcine Fikri en Alhucemas el 28 de octubre de 2016, triturado en un camión mientras desafiaba la confiscación de su pescado.

El Movimiento Popular del Rif encarna una amplia lucha por los derechos económicos, sociales y culturales de un pueblo marginado por el gobierno marroquí desde hace años y de una clase trabajadora empobrecida y reprimida. Apoyamos su lucha por la mejora de los servicios públicos, la educación y las condiciones laborales del pueblo rifeño, así como el reconocimiento del Amazigh como idioma oficial en la zona de mayoría bereber.

Denunciamos la represión de la monarquía alauita que ha intervenido violentamente en las protestas y detenido, encarcelado y torturado a centenares de activistas, así como el silencio y complicidad del gobierno español.

El líder del movimiento rifeño Hirak, Naser Zafzafi, y el activista Mohamed Haki se han cosido los labios y se han declarado en huelga de hambre en protesta por las duras condenas ratificadas por el tribunal de apelación de Casablanca y contra el despliegue policial en su región del norte de Marruecos.

Desde CGT queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad con las personas presas, en huelga de hambre y con la lucha del Rif.

Por la libertad, la dignidad y la justicia social.

Fuente:

CGT - Confederal

Real time web analytics, Heat map tracking

Esta web utiliza cookies. Si continuas navegando, estás aceptándolos.